Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Comportamiento - 16/12/2020

Hablemos de pedofilia y pederastia

4 min Tiempo de lectura

Cuando hablamos de Abuso Sexual Infantil siempre escuchamos estos términos considerándolos que son sinónimos para denominar o hacer referencia a la persona que cometen el delito de ASI.

El Abuso Sexual Infantil es un delito atroz que tiene graves efectos y repercusiones en el desarrollo psicológico y el bienestar del niño. Sin embargo, es importante distinguir las diferencias entre Pedofilia y Pederastia.

La Pedofilia o Paidofilia en una parafilia, es decir un trastorno mental con inclinación sexual que se caracteriza por el gusto, la preferencia y la atracción sexual por niñas o niños. También se puede presentar lo que se denomina cronofilia que es una gran diferencia de las edades del sujeto y del objeto del deseo que en este caso son niños. Por lo general el Pedófilo buscara el contacto con los niños y relacionarse en base a sus deseos, fantasías y relaciones sociales, sin que esto implique tener relaciones sexuales con los niños. Pero qué es entonces la Pederastia o el Pederasta, es aquella persona que consciente del daño y el delito que comete pasa del deseo y la fantasía a la acción cometiendo así el abuso sexual infantil. El niño es usado como un objeto sexual para satisfacer las necesidades del abusador con el que existe una desigualdad y asimetría de poder referente a la edad, fuerza física, madurez cognitiva, entre otros.

El Abuso Sexual Infantil es una práctica vergonzosa de la humanidad catalogada como un crimen que provoca consecuencias significativas en todo lo largo de la vida de la víctima afectando su desarrollo psicosocial y sexual presente y a futuro.

En ambos casos la pedofilia y la pederastia se vinculan a la atracción de un adulto por un niño en la que puede ser de índole romántico o sexual. Y este tipo de atracción suele tener elementos importantes como es la premeditación y alevosía por parte del abusador ya que está en plena facultad para identificar que son deseos y acciones ilícitas y penadas por Ley.

Por lo que, no todos los casos de trastorno de pedofilia son casos de pederastia, pero si todo caso de pederastia es un pedófilo quien lo comete. Sin embargo, se han presentados casos de Abusos Sexual Infantil donde el agresor manifiesta no tener preferencias sexuales por niños si no más por una figura de dominio, castigo o poder.

La Pedofilia es un trastorno del gusto y la inclinación sexual donde la persona que padece de esta condición puede perfectamente ser capaz de darse cuenta de que los actos que comete hacia un niño ocasionan graves daños y son delitos graves tipificados en la Ley. Su capacidad de decisión y acción no se encuentra alteradas por su trastorno, por lo que son plenamente responsables de sus actos. Es por eso que son personas plenamente imputables por sus acciones.

 

Referencias Bibliográficas

  • American Psychiatric Association, (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. 5ta Edición. DSM-V. Masson, Barcelona

 

Sofía Martínez-Campos

Abogada/RRPP

Directora Ejecutiva Fundación Habla

Volver