Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Innovación - 11/01/2017

Todos están atentos a lo que se publica en Internet, incluso las empresas

3 min Tiempo de lectura

¿Buscas un trabajo o no quieres perder el tuyo? ¡Entonces guarda este valioso consejo!

Muchos todavía piensan que lo único que una empresa analiza a la hora de contratar personal es el currículum. No cabe duda de que se trata de un documento de suma importancia y validez, ya que, después de todo, refleja tus experiencias. Sin embargo, con la llegada y popularización de las redes sociales, estas también se han convertido en una herramienta para que las empresas observen el comportamiento de sus futuros y actuales empleados.

Según la encuesta Socialnomics de este año, el 80% de las empresas consultan las redes sociales a la hora de contratar.

¿Te acuerdas del caso de la norteamericana que fue despedida incluso antes de comenzar a trabajar por un comentario de Twitter? Ese es un buen ejemplo de un futuro empleado que no esperaba encontrarse con una empresa conectada y observadora.

Las redes sociales son un excelente medio para expresar nuestras opiniones y compartir nuestras vidas con los amigos. Sin embargo, cuando se trata de medios corporativos, es importante valorar el contenido antes de pulsar «enter».

Hay empresas más flexibles, pero por lo general es mejor que tengas cuidado con lo que publicas durante la jornada laboral; por ejemplo, quejas sobre tu jefe o decir lo mucho que odias tu trabajo. Tampoco es buena idea que digas que no vas a trabajar porque estás enfermo y que luego publiques una foto en la playa (créeme, estas cosas pasan).

Si buscas un nuevo trabajo, trata de demostrar respeto por tus empleos anteriores y una imagen que refleje tu postura ética y profesional. No pongas en LinkedIn fotos de tus juergas y evita exponer fotos y vídeos que puedan causar malestar.

Se han acortado las distancias entre las personas que buscan buenas oportunidades y las empresas que buscan a nuevos profesionales. Las empresas están tan conectadas como los profesionales. Por ello, vale la pena pensar en cómo tu imagen en las redes sociales puede afectar a tu carrera.

Volver